Las bolas chinas: placer y/o necesidad

Bolas chinas placer y o necesidad

En este breve artículo hablamos sobre las bolas chinas, un juguete erótico utilizado para el placer pero también para la salud y muy necesario según que casos.

¿Cómo son las bolas chinas?

Las bolas chinas están compuestas por 2 o 3 bolas de 3 o 4 cm de diámetro y unidas por una cuerda o goma para permitir tanto, la unión entre ellas,  como su extracción de la vagina. Son bolas muy ligeras que contienen  en su interior otras más pesadas con algo de holgura entre ellas, lo que crea un vacío que provoca una vibración placentera.

Bolas chinas o Ben Wa

El movimiento al simple cambio de postura, al caminar o al realizar cualquier otra actividad, provoca una vibración y aumenta las sensaciones de placer.

¿Cómo y cuándo utilizarlas?

Lo recomendable es utilizarlas en las actividades cotidianas y durante unas horas prudenciales.

Durante las relaciones sexuales, pueden utilizarse en los preámbulos, como estimulante,  para provocar la lubricación de la mujer. Si están introducidas en la vagina durante el coito, también resultan placenteras, tanto para ella, como para él, que notará una penetración más ajustada de lo habitual.

La Necesidad

Las bolas chinas se utilizan cada vez más para hacer ejercicios de contracción de los músculos pélvicos, así como, para la prevención de la  incontinencia urinaria futura que afecta a algunas mujeres. Las funciones  terapéuticas de las bolas chinas han hecho que este maravilloso juguete sea cada vez más recomendado por médicos especializados en ginecología.

Esperamos os que os haya gustado este mini  artículo sobre la bolas chinas y os animamos a probarlas.

 

Deja un comentario

error: